20050806

Paloma

Anoche, una paloma quedó atrapadaen los maderos del tejado.Me dio mucho trabajo tratar de liberarla.Aterrada, varias veces se golpeó la cabeza.Pude ayudarla sólo cuando estuvo aturdida.En el diario leí esta cita de un sabio:"La naturaleza humana en su origen era una, y éramos una unidad; eldeseo y búsqueda de esa unidad se llama amor".Sucedió una noche, tarde. Me llamó la atención el batir de alas.Cuando miré hacia arriba la vi posada en un madaero. La palomatrataba de salir, pero estaba desorientada, o herida. Se deslizabaen rápidos saltitos en el cielorraso, a través de los maderos. Alaterrizar en las ventanas azules, miraba hacia afuera, incapaz deatravesar la invisible barrera. Subí y traté de ayudarla a quesaliera. Me dejó llegar muy cerca, pero no podía comprender milenguaje, ni mis acciones.Se escapó de mí, pero enseguida perdió altura y aterrizó en el piso.Bajé y la animé a salir. La faltaba muy poco para encontrar lasalida, pero entró en pánico, y al volar se estrelló contra unapared. Cayó sobre mi mesa de trabajo, respirando fuerte, con unapluma suelta a un costado del cuerpo. Sólo entonces pude ponerla enuna caja, y cuidarla.Ella no podía comprender mi intención, y por eso se hirió. No pudeayudarla sin que se asustara. ¿Estuvieron conectados alguna veztodos los seres vivos? Tal vez sí. Pero en este mundo, el dolor y laconfusión existen junto con la busqueda existen junto con labúsqueda de amor y de compasión.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página principal


Visitor Map
Crea tu mapa!