20070114

Genealogía de los nombres extraviados. Introducción

Recibir un Nombre nos define. Ser nombrado nos relaciona con los otros, con el abrazo materno, con la mirada paterna, con la herencia familiar. Tener un nombre nos asegura que en el futuro seremos recordados por nuestra descendencia.

Con el desarrollo de la tecnología de la escritura en el Este de Asia, hubo que esperar algunos siglos mas para empezar a desarrollar un sistema de apellidos que pudiera identificar a las familias. Aunque ya los shamanes escribian en caparazones de tortugas desde el siglo XVIII antes de cristo, no fue hasta la dinastía que unificó a china, la dinasita Qin (III despues de cristo) que se empezaron se empezaron a tomar apellidos. Es preciso distinguir que la palabra apellido en mandarín tiene dos formas de escribirse y tiene connotaciones diferentes. Mientras que Xing representa el nombre familiar, Shi representa el clan o la rama familiar. Mientras que el ideograma de Xing representa a una mujer dando a luz, Shi es la imagen de un cuchillo. La sociedad agraria matriarcal dio paso a un estado guerrero donde la distinción de clanes era indispensable para distinguir lealtades.

Algunos nombres exclusivos de los arisócratas perduran hasta nuestros dias, tales como Jiang 姜; Algunos otros consistieron en tomar el nombre del estado, tales como Wu 宋, para demostrar lealtad a una identidad nacional; otros tomaron el orden de nacimiento como apellido, meng 孟 es el mas famoso de ellos, pues no sólo indica al primogénito sino tambien es el nombre del filósofo mencio; otras fuentes de identidad fueron la ocupación y identidad étnica, Tao 陶 fue el nombre de los ceramistas, y Hu 胡 el de los bárbaros del norte de china.

En la siguiente dinastia, la Han, se empezo popularizar la recopilación de genealogías aristocráticas para gloria de los miembros de la corte y como herramienta para legitimarse. La practica prosiguió durante la dinastía Tang, cuando se recopilaron los primeros pudie 譜牒 o genealogías de este tipo y finalmente para la dinastía song la practica se extendio. De tal manera que para la dinastía Qing no sólo habian promovido templos para honrar a los ancestros comunes, sino tambien escuelas, formas extrajudiciales de litigio y redes mercantiles con los migrantes en el sudeste asiatico.

La practica tambien fue llevada acabo en korea. Donde el primogénito de cada familia es el encargado de resguardar el registro familiar o Jokbo 족보(族譜). La historia familiar más antigua es la historia de Tres Reinos, el Samkug Sagi 삼국사기(三國史記), compilado alrededor del año 1,000 D.C en chino clásico. Nombra a los reyes de las naciones que dieron origen a korea, Baekje, Silla y Goguryeo. Los reyes eran los únicos que tenían un nombre, pero a semejanza de los emperadores chinos, comenzaron a otorgar nombres a las personas que habían hecho contribuciones al reino. No fue hasta el Contacto con los occidentales que las personas comunes tomaron un apellido a la usanza occidental.

Lo mismo ocurrió en Japón, pues no fue hasta el siglo XIX que el uso del apellido se popularizó. Sin embargo en este caso, el emperador no necesitaba de un apellido, más bien recibia un título. El nombre era mas bien reflejo de la posición social, ya fuera un monje budista, un esclavo o un estudioso de las obras de confucio. Aunque históricamente una persona podía usar distintos nombres, el nombre de bebé, el apelativo, el nombre familiar, el nombre de llegada a la adultez y el nombre de autor o de escenario.

Aunque algunos apellidos japoneses apuntan a cierta descendencia china o koreana tales como 林 Lin en chino, que en japones es Hayashi y en Coreano es Im 임. Pese a estos orígenes comunes, es común que para obtener ciudadanía japonesa, los coreanos y chinos tienen que renunciar a sus nombres y adoptar un apellido japonés. Lo cual implica quedar fuera del registro genealógico de su familias. Y claro, el antecedente más claro de esto fue que durante el periodo colonial (1910-1945), los coreanos eran obligados a tomar un nombre japonés. Es por eso que el Jokbo se convirtió en un tesoro y en un baluarte de identidad contra la ocupación japonesa. Perder el nombre tradicional es quedar fuera del poema familiar.

El poema generacional es una practica comun, aunque no general, entre las familias chinas y koreanas (los nombres coreanos usas kanji). Cada familia resguarda junto a su registro familiar un poema escrito hace siglos, llamado paizige 派字歌 o dollimja 돌림자 en coreano. El tamaño del poema varía, de una docena de letras hasta un centenar, y se usa como una secuencia para nombrar a los miembros de una generación. De tal manera que el primer ideograma representa el nombre familiar, el segundo la posición generacional y el tercero el nombre otorgado. De tal manera que al listar los nombres de la familia los nombres formarán un poema que se repite a lo largo de los siglos.


Es a partir de este peculiar poemario que he decidido escribir esta genealogía, que más que un acróstico, asemeja un anagrama o una colección de hapax legómenon. Honremos pues los nombres borrados, los que no se escribieron, los que se transliteraron equivocadamente, los que se despojaron y todos los que se extraviaron apesar de haber sido escritos con piedad filial.

Etiquetas:

1 Comentarios:

Blogger Carlos dijo...

Libro 36 ESTRATEGIAS CHINAS. Puede bajarlo desde
http://www.personal.able.es/cm.perez/36_estrategias_chinas.pdf

Describe estratagemas como "moverse sin ser visto en el mar a plena luz del día", "matar con una espada prestada" o "crear algo a partir de la nada". Cuando usted domine estas 36 estrategias, estará preparado para encontrar soluciones a cualquier tipo de problema y será capaz de adaptarse a toda clase de circunstancias.

Para mas información, y mas temas relacionados con la cultura china:
http://www.personal.able.es/cm.perez/

5:01 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal


Visitor Map
Crea tu mapa!