20080921

Quema los pinceles, levanta las copas

 El banquete nocturno de Lao Li, 120 x 960 cm, 2000


El banquete nocturno de Han Xizai, 33 x 281 cm, Siglo X

老栗夜宴图 El banquete nocturno del viejo Li es una fotografía de cerca de 10 metros de 王庆松 Wang Qingsong que toma inspiración de 韩熙载夜宴图 El banquete nocturno de Han Xizai, una pintura del siglo X de 顾闳中 Gu Hongzhong. El tema es el del intelectual que falla en su labor reformadora y se convierte en un parrandero. Este trabajo continua la labor del arte tradicional asiático, no sólo por el tema, sino en el proceso de renunciar a la invención y buscar una reinterpretación de un viejo tema. En este caso, a través de una versión propia del realismo socialista, Wang Qingsong nos presenta su crítica a los intelectuales tras la revolución cultural en la era de la Nueva china.

Etiquetas:

1 Comentarios:

Blogger cuitláhuac dijo...

"Yo no aspiro a mi felicidad, yo aspiro a mi obra".- Nietzsche.

Lo mismo que a los intelectuales estos me pasa a mí, cabe decir que no tengo compromiso politiquero ni mucho menos, pero sí una avidez de dar algún sentido al mundo que me arrastre en una voluntad de poder fuerte y bella. Pero la embriaguez de otras tantas cosas me detiene. La embriaguez de felicidad y facilidad por la felicidad.

Debería aspirar a mi obra, como Nietzsche, y contrario a él, aspiro a mi felicidad.

2:59 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal


Visitor Map
Crea tu mapa!