20080907

En búsqueda del resplandor en los bosques


¿Qué hace a un poeta? ¿Los seminarios? ¿Los libros publicados? ¿Las críticas favorables? ¿El reconocimiento de los colegas? ¿Su particular voz poética o la revolución que trae a nuestra visión del lenguaje? No lo sé. Sin embargo, entre mis lecturas mandarinas me topé con una mujer cuya historia me cautivó: Zhao Lin, una desconocida poeta  ejecutada en 1968 a la edad de 36 años, una década despues de haber sido apresada por contrarrevolucionaria.  Su pasión política (escribía ensayos) y su poesía no fueron acalladas. Continuó virtiendo su voz en sábanas, ropa y papel que se podía procurar: Su dedo fue pincel y su sangre fue tinta. Se realizó un documental sobre ella:  寻找林昭的灵魂 "La búsqueda del alma de Lin Zhao". En el minuto 4.15 del enlace, es posible ver los textos que el novio de Lin Zhao rescató de la cárcel. Ojalá llegue a nosotros algún día doblada, al menos en inglés.


林昭

He recolectado los poemas que hay de ella por ahí regados en los blogs de la esfera sínica. Leyendo sobre el contexto de ellos, este fue el que más me sorprendió. Después de recuperar la consciencia tras una huelga de hambre, mordió la punta de su dedo y escribió en la pared de su celda el siguiente poema:

自由颂

生命似嘉树,爱情若丽花;
自由昭临处,欣欣迎日华。
生命巍然在,爱情永无休;
愿殉自由死,终不甘为囚。


Oda a la libertad

La vida como un espléndido árbol,  el amor cual hermosa flor;
la libertad ilumina ese lugar, que con felicidad recibe una corona solar.
La vida  existe majestuosa,  el amor eternamente sin descanso;
se sacrifica la esperanza  y muere la libertad, terminan sin resignación para una presa.


En el segundo verso ella inserta el hanzi de su apellido seguido de un homófono de su nombre de pila. Una metáfora de como la poesía le ilumina en la soledad de su prisión. No es su valor o su convicción lo que la hace poeta, no es la fuerza de su pluma o su determinación, es su capacidad para iluminarse a sí misma con las letras, de reconfortarse, su poesía era su alma garabateada en una prisión para recordarse a sí misma quién era ella. ¿Los lectores? Somos una mera contingencia a destiempo.

Etiquetas: , ,

1 Comentarios:

Blogger cuitláhuac dijo...

Si bien el arte en general ha sido uno de los principales motivos que me han orillado a la reflexión filosofica, tengo que admitir de manera todavía más recalcada que ha sido la poesía el arte que más me ha intrigado y fascinado así cabrón. De hecho, hay algunos filósofos que dentro de sus distinciones mantienen separada a la poesía del resto de las artes, como si ella ocupara un lugar privilegiado en el quehacer humano (y hasta en el no-humano, cuando se la ha pensado como un producto de inspiración divina que los dioses y las musas sólo utilizan al poeta como un intermediario). Hoy día, tengo qué admitirlo, no sé a bien qué es lo que hace la poesía, ni qué es lo que la sustenta y la mueve.
En mi tesis de licenciatura sugiero que la poesía- y la función más elemental que resguarda, que es la creación de mundo desde la libertad del lenguaje- es a fin de cuentas una ejecución de la Nada que habita en el ser, en toda existencia. La cual puede puede construir gracias a la poesía por medio de la destrucción de los límites de la semántica y los sentidos dados por los órdenes imperantes, justo porque en tanto que emerge de ese fondo indefinido de la existencia, puede configurar a su alrededor mundos y realidades que se fundan de una vez y para siempre con los mínimos o máximos elementos de los que disponga.
En resumen, y dicho de manera un tanto descuidada, la poesía tiene un carácter destructivo y transgresor que emerge, paradójicamente en la creación de sentido que la sustenta. Creo que la chinita ésta, supo encontrar ese grado destructor al tiempo que se liberaba un poco a través de la trascendencia y la transferencia de sí misma hacia los símbolos.

11:23 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal


Visitor Map
Crea tu mapa!