20071027

Fin del Inferno

受験地獄 Jukenjigoku o literalmente "El inferno de los examenes". Es parte del estereotipo japones, los jovenes que estudian día y noche, en la escuela, despues de la escuela, sabados y domingos, para aprobar los exámenes de ingreso a la Universidad. Hablaba con algunos de mis alumnos, a pesar de que tienen entre 28 y 30 años, este año presentarán dos examenes... uno interno para el ascenso dentro del ministerio de justicia y posteriormente el nivel intermedio de español. Se quejaban amargamente de la clase de vida que tienen, que apesar de no ser estudiantes de preparatoria, siguen pasando por la "infernal examinación". De hecho, si preguntas a los taiwaneses, chinos o coreanos, la situación no es diferente. Lo cierto es que el este de Asia ha sido modelada por el modelo sinocéntrico de pensamiento. Y durante los ultimos 2000 años ha sido el modelo del "Examen imperial", el medio de ascenso social en Asia del este.



Encerrados en cabinas, vigilados por los burocratas administradores del examen, los aplicantes pasaban el infierno de leer a los clásicos y escribir sus composiciones. El modelo fue adoptado en Japón, pero se abandonó eventualmente con la apropiación del conocimiento occidental y la doctrina de "abandonar Asia e ingresar a Europa". Sin embargo su influencia aun persiste socialmente, en estos infiernos de examinación.


Este Sábado y Domingo mi universidad se convierte en gigantesco dispositivo de examinación. Enfundados en sus trajes, los mismos que se usan para la busqueda de trabajo, los pasillos se llenan momentaneamente de aspirantes a cursar alguna maestria. Primero la Lengua extranjera... una hora y media, despues el ensayo, durante dos horas, una hora de descanso para la comida y finalmente una entrevista con el comité. Así, como parte de mi experiencia japonesa ya viví el infierno de la examinación. Un monstruo que me persiguió el último año y medio. Cuando llegué, era incapaz de seguir con totalidad las clases de japones en Japones y no podía escribir una línea. Ahora hice mi entrevista usando lenguaje formal y pude leer la pregunta del examen, entenderla, y contestar con mi propio ensayo a lápiz en hoja y media.

Me traje la hoja que nos dieron para tomar notas, como un bonito recuerdo... ahora sólo me falta esperar el resultado... una semana más y habré salido del inferno..

Etiquetas:

1 Comentarios:

Blogger Yagunzhe dijo...

¡¡¡¡Felicidades, manix!!!!

Seguro pasas... guardaré la imagen como recuerdo de la mexicana poso-sentona más aguerrida de ese lado del pcífico...

Abrazos,

Yag

10:23 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal


Visitor Map
Crea tu mapa!