20080304

No durians: por el bien del pueblo


"Prohibido el Durián": Rey de las frutas del sudeste asiático, fruto de la pasión y pozo de repulsión debido a su olor, el durián (de duri, que en malayo significa espina), está prohibido en el metro en Singapur, así como cualquier otro transporte público. Más allá de la fruta prohibida y su iconografía, me parece un ejemplo interesante de las reglas del autoritarismo paternalista confucianista que rige en Singapur. Prohibido tirar basura, mascar chicle y fumar en la calle; libertad de prensa restringida, un partido único con su oposición de juguete... aunque el bienestar económico mantiene cualquier muestra de descontento social en su mínima expresión. ¿De qué sirve la democracia si no te llena el plato? Sin embargo, esta versión amigable del despotismo asiatico tiene algunas políticas atractivas para mí, tales como el multilinguismo, la planeación urbana y la apertura al "talento extranjero", ademas de la idea de prohibir a los testigos de jehova. Una peor plaga que el olor putrefacto del Durian.

Etiquetas:

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página principal


Visitor Map
Crea tu mapa!