20080414

El garabato que quiso ser Haiku

"Maestro te escribo",
dos palabras: ego e imitación
fin de la broma.

"Master I wrote to you"
two words: ego and imitation
end of the joke

”先生に書く”
二つの単語:自我と真似
冗談の終わり

Así le escribí a Jose Emilio Pacheco tras un par de charlas sobre epigrama y haiku. Fue una gran decepción para mí y esa fue mi respuesta. Ver al hombre cargando una maleta de libros que jamás leía, y que le eran inútiles para describir los dos sinogramas que dan sentido al género. Ahí estabamos todos, adorando su increible ignorancia oculta tras los libros. Sin duda puede ser un gran poeta y uno de los grandes intelectuales, pero eso no impide que sea totalmente iletrado cuando se trata de apreciar la poesía japonesa en su escritura original. Lo que me provocó una gran insatisfacción en mi búsqueda de las letras japonesas, y en general de las asiáticas.

Tal vez fue ahí cuando me divorcié de la poesía totalmente, o más bien del mundo de la poesía, la imagen de ese dinosaurio llenando el espacio de trucos intelectuales para cubrir el hueco de su ignorancia, su invitación a copiar su formula y los seguidores ciegos me hartaron. Hice copias de un poemario de una sola hoja, con el haiku (ahora se que es senryuu) en cuestión, los repartí a los asistentes, al maestro y salí de ahí sabiendo que no había muchas personas en México que me ayudaran en mi camino por gozar la literatura japonesa. Era el 2001.

Etiquetas:

2 Comentarios:

Blogger pe-jota dijo...

Pero empezaste tu camino.....

6:16 a. m.  
Blogger Rinzen dijo...

La poesia es tan pretenciosa como pensar que la pobreza se elimina matando a los pobres, que bueno que te bufaste a la pacheco, pero te faltò su mujer que hace mucha sopa de fideos, besos

7:14 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal


Visitor Map
Crea tu mapa!